En el online marketing hemos pasado del “aquí te pillo, aquí te mato” a buscar a través del Inbound Marketing una relación duradera, fidelizada y lógicamente esto no se consigue en un clic.

Necesitamos un proceso de “nurturing”, un proceso de diálogo y de superación de eventos con el usuario hasta llegar a tener una relación fiel y duradera.

Esto implica que no podemos medir una campaña de Inbound Marketing con las “ventas” a corto plazo, porque estamos planteando una estrategia a media y largo plazo.

 

¿Qué se mide en el Inbound Marketing?

 

1.- Leads:

los contactos que capturamos son el primer indicador de una campaña de Inbound Marketing. A mayor cantidad de leads, mayor probabilidad de que las ventas lleguen al objetivo previsto.

Dentro de los leads podemos clasificarlos según lo cerca que están de cerrar el proceso de venta establecido. Leads primarios, secundarios, etc., Está el lead, el Marketing Qualified Lead (MQL), que es el lead al que se le puede enviar mensajes publicitarios y está dispuesto a reaccionar a a ellos. El lead óptimo es el Sales Qualified Lead (SQL), que es el lead listo para tomar la decisión de compra.

2.- Valor de vida (Lifetime Value – LTV):

Cada cliente tiene una “vida” con la marca estimada. Porque somos infieles por naturaleza y cuando nos cansamos de una marca saltamos a otra o incluso podemos compaginar 2 marcas al mismo tiempo.

Este valor nos lo suele dar la experiencia histórica de nuestro cliente. El cliente sabe cuanto tiempo se quedan sus clientes con él. Y es muy importante no exagerar o pecar de pesimista en esta métrica, porque es un punto de partida para la estimación de inversiones futuras.

3.- Tráfico:

el tráfico en nuestra web nos indica si atraemos a los usuarios y si hemos acertado con el contenido de la campaña.

4.- Tasa de conversión de tráfico a leads:

¿Cuántos leads se consiguen con el trafico obtenido por la campaña? Esto nos permite estimar la calidad del trafico.

5.- Tasa de conversión por CTA:

¿cuantos leads ganamos a través de las acciones por Call to Action? Esta métrica nos da información sobre la calidad de nuestras estructuras de “Call To Action” en la web.

6.- Engagement en las Redes Sociales:

esta métrica ya es casi tan importante como el tráfico, porque gran parte del esfuerzo del Inbound Marketing se centra en la presencia de la marca en las redes sociales y en las comunicaciones que se realizan allí. Aquí se mide: el número de interacciones, el crecimiento en fans, clicks, etc.,

7.- Respuestas del email marketing:

gran parte de nuestro diálogo con el usuario se realiza a través del email marketing y la información de clics, de aperturas, de conversiones, etc., nos da información sobre lo acertado que es el contenido del email y de otros aspectos como la planificación temporal de los envíos, sobre el propio usuario.

A medida que vamos conociendo todos estos datos tenemos que ir tomando decisiones para modificar algunos aspectos de la campaña con el fin de enderezar los números cuando vemos que no van bien o que podemos mejorarlos.

Una campaña de Inbound Marketing es una campaña donde hay que tener múltiples aspectos y hay que dirigirla como una orquesta para ir afinando con el tiempo la melodía. Es una tarea intensa, pero cuando sale bien el resultado es muy gratificante.

Una campaña de Inbound Marketing es una campaña donde hay que tener múltiples aspectos y hay que dirigirla como una orquesta.

 

Podemos decir que las mediciones en una campaña de Inbound Marketing se tienen que realizar a lo largo del tiempo. Algunas métricas las obtenemos muy pronto (leads, por ejemplo), pero otras métricas, como la “Vida” del cliente, van variando con el tiempo y para determinar el éxito de la campaña hay que esperar un tiempo prudencial para ver cómo han evolucionado todas las métricas.