¿Es la Gamificación una buena herramienta para el Inbound Marketing?

No comments yet

Una de las tendencias más en alza en el mundo del marketing es el empleo de la gamificación, esto es, el empleo de mecánicas de juego en entornos y aplicaciones no lúdicas con el fin de alimentar el engagement de usuario. Entendemos que estas mecánicas – clasificaciones, retos, monedas virtuales, clases, niveles, puntos, badges o insignias o customización, entre otras – generarán inputs positivos a los usuarios cuando usen determinados productos o servicios. Así pues, ¿a que la gamificación suena como una táctica genial para el Inbound Marketing?

¡Ojo! Sí, pero con cuidado. Una de las premisas más importantes del Inbound Marketing es otorgar valor y no interrumpir al usuario, por lo que si al utilizar la mecánica del juego y sus sistemas de recompensas este se siente motivado para participar podemos decir que sí, la gamificación funciona. Pero si tener que pasar por la dinámica del juego se hace obligatorio o demasiado complejo ¡estaremos haciendo todo lo contrario a lo recomendado!

También cabe destacar que en el Inbound Marketing de nada sirve atraer al usuario si no queda registrado, por lo que hay que llegar al punto de equilibrio perfecto entre el contenido de lo que en gaming llamaríamos una demo y el contenido par el que es necesario un registro. Una vez conseguidos este registros o lead, habrá que trabajarse el usuario para que consigamos llevar a cabo el cierre de la transacción, para lo cual las experiencias de monetización en las Apps de juegos son un gran ejemplo. Sin embargo, aquí también habrá que tener cuidado con la delgada línea que separa el lead nurturing de una mala experiencia de uso.

advergaming strategic lab marketing

Cuidado con confundir Gamificación con Advergaming ¡No son lo mismo!

Un ejemplo de buen uso de la gamificación en el Inbound Marketing es el que realiza Dropbox, un servicio de almacenamiento online donde al registrarnos nos dan 2 gigas de espacio (conversión del usuario en lead); al vincular la cuenta con Twitter y Facebook nos dan más espacio (doble registro del lead); al realizar un tour por la web nos regalan más megas (lead nurturing); y por recomendar Dropbox a otros usuarios nos dan muchísimo más espacio (atracción de potenciales usuarios).

dropbox gamificación marketing tres cantos strategic lab

La gamificación también funciona muy bien fidelizando al usuario, como hace Alimerka. Esta cadena de tiendas de alimentación tiene un programa de fidelización en el que anima a sus clientes a acumular puntos, en una suerte de cocina virtual en la que regalan puntos por participar en concursos de poner a prueba nuestros conocimientos culinarios. Estos puntos son a su vez canjeables por rascas, con los que podemos ganar descuentos y utensilios de cocina. Para llevar a cabo este proceso hay que pasar por un registro (conversión en leads), después del cual nos animan a descubrir contenidos de La Cocina de Alimerka como recetas o consejos (atracción).

alimerka marketing strategic lab

Así pues, para llevar a cabo una estrategia de gamificación es preciso mezclar contextos no relacionados con el juego (un registro, un programa de puntos o un concurso) con valores que sí representan una lado lúdico. Así, conseguiremos ligar la experiencia a emociones positivas.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *